El efecto del superdolar en los mercados internacionales

Recientemente el dólar americano ha venido ganando terreno con respecto a la mayoría de las monedas del mundo. La apreciación de la moneda estadounidense ha influido considerablemente en los mercados internacionales, provocando desde una caída en los mercados financieros de las economías emergentes, hasta una petición de rescate al Fondo Monetario Internacional por parte del gobierno argentino.

14 mayo, 2018

Boungy

Tasas de interés crecientes y la apreciación del dólar

Uno de los indicadores comúnmente utilizados por los mercados como marcador de la tasa de interés en EEUU es el rendimiento de las notas del Tesoro a 10 años, el cual para junio del 2016 se ubicaba en 1,48%, mientras que para la semana pasada dicho rendimiento alcanzó un 3%.

Como era de esperarse, éste incremento trajo un efecto predecible: el fortalecimiento del dólar.

Desde principios del mes pasado, el dólar ha venido ganando terreno. Tomando el índice del dólar americano éste ha repuntado un 3,85% en solo 30 días. Dicho incremento ha encendido las alarmas de los bancos centrales alrededor del mundo, los cuales se han visto obligados a incrementar sus tasas de interés con el objetivo de preservar el valor de sus monedas.

La sangría de las monedas

Durante el último mes al menos 25 monedas han visto reducir su valor con respecto al dólar americano. El caso más extremo está dado por el peso argentino, cuyo valor se depreció un 12,33%. No obstante, otras monedas como el peso mexicano, el zloty polaco, el real brasilero y el forint húngaro también se han visto severamente afectadas depreciándose un 6,70%, 5,70%, 5,20% y 5,18%, respectivamente.

La caída de las monedas no solo se limitó a las pertenecientes a las economías en desarrollo o emergentes, sino también abarcó a las monedas de países desarrollados siendo las principales afectadas la libra esterlina, el euro y el yen japonés, retrocediendo un 4,38%, 3,99% y un 2,82%, respectivamente.

Caída en los mercados de acciones de las emergentes

Otro de los efectos que ha tenido el vertiginoso ascenso del dólar es una salida masiva de capitales de los mercados bursátiles de las economías emergentes, ocasionando una caída en éstos mercados del 3,3% durante el último mes, ante lo que perciben los inversionistas como un aumento considerable del riesgo cambiario.

El mayor afectado: el peso argentino

Como se ha mencionado, la moneda argentina ha caído un 12,33% en los últimos 30 días, registrando una brutal caída del 8,5% el pasado 3 de mayo. Ante ésto, el Banco Central de Argentina ha respondido a lo que se puede considerar un shock cambiario externo, incrementando las tasas de interés tres veces en una semana. Sin embargo, dichos incrementos en la tasa de interés, las cuales pasaron de 27,25% a 40%, no pudieron contrarrestar la caída abrupta del peso, por lo que el Presidente Mauricio Macri tuvo que acudir al Fondo Monetario Internacional (FMI) con el objetivo de obtener apoyo financiero de ésta institución la cual podría estarle ofreciendo una línea de crédito por $30 mil millones a tasas por debajo del mercado.

Los días por venir

El consenso entre analistas apunta a que las tasas de interés en EEUU seguirán su tendencia alcista, por lo tanto, es muy probable que el dólar siga ganando terreno con respecto a sus pares. Ante éste panorama, es natural esperar que los bancos centrales sigan saliendo a la defensa de sus monedas incrementando sus tasas de interés. Por otro lado, a pesar de la reciente caída en los mercados de acciones de las economías emergentes, pareciera que una combinación de robustas variables fundamentales inherentes a sus economías y bancos centrales saliendo a la defensa de sus monedas podrían ayudar a que éstos mercados repunten en un futuro cercano.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Etiquetas: