América Latina en 2016 y perspectivas 2017

Por estas fechas ya se empiezan a conocer las cifras sobre el desempeño de las economías naciónales en la región durante el 2016, tales como el crecimiento del producto interno bruto y la evolución de los precios. Asimismo, a dos meses de entrado el año, son varias las inferencias que surgen respecto a lo que […]

12 marzo, 2017

Escrito por

Dayana Verastegui

Por estas fechas ya se empiezan a conocer las cifras sobre el desempeño de las economías naciónales en la región durante el 2016, tales como el crecimiento del producto interno bruto y la evolución de los precios. Asimismo, a dos meses de entrado el año, son varias las inferencias que surgen respecto a lo que podría ser el 2017 en materia de crecimiento e inflación. Al referirse a las principales economías del continente, encontramos que la mayoría mostró una tasa de crecimiento positivo en el 2016, siendo las excepciónes más relevantes Brasil y Argentina (sin incluir Venezuela). En cuanto a inflación, resalta la de Argentina, que fue muy pronunciada y la de Chile en el otro extremo.

crecimiento e inflación AL 2016

Los países que crecieron

Perú

El PIB de Perú creció 3,9% en 2016. Esta cifra fue mejor a la esperada y concreta 18 años consecutivos de crecimiento para la economía peruana y 89 meses de resultados positivos. El sector que reportó un mayor crecimiento fue el de Minería e Hidrocarburos – debido a la producción de cobre, oro, plata y hierro – seguido por el sector de Telecomunicaciónes y otros varios, pues doce de los quince sectores crecieron el año pasado de acuerdo con el informe del Instituto Naciónal de Estadística e Informática.

Por su parte, la inflación en 2016 fue de 3,20%, donde el rubro que experimentó mayor incremento de precios fue el de Alimentos y Bebidas. Así, la cifra se ubicó por encima del rango meta del Banco Central de la Reserva pero fue menor a la inflación del año pasado, concretando 20 años con inflación de un dígito.

Se espera que este 2017 la economía peruana experimente un mayor crecimiento, alrededor de 3,5%-3,6%, impulsada en mayor medida por la demanda interna. Recientemente se dio a conocer que Perú fue catalogado como uno de los destinos más atractivos para la inversión en el sector minero, superando a Chile; esto considetando variables de ambiente político y de regulación propicia para el desarrollo de la actividad minera. Además, se espera que la inflación cierre cerca del tope del rango meta (3%).

México

El PIB de México creció 2,3% en 2016, menor al incremento de 2,6% del año anterior. Las actividades primarias registraron la mayor expansión (4,1%), seguido de las actividades de comercio y servicios (3,4%) mientras que las actividade ssecundarias decrecieron, dada una fuerte contracción en el sector minero propiciada por la crisis petrolera.

La inflación de México se ubicó en 3,4%. Esta es la tercera mayor cifra entre los paises miembros de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo (OCDE) y para el 2017 se espera una aceleración hasta 5,4% debido a la depreciación del peso mexicano y el incremento de precios de gasolina y gas implementado a inicios de año. Por esta razón, se espera una politica monetaria restrictiva que reubique la inflación dentro del umbral esztablecido cuyo tope es 4%.

La estimación de crecimiento del Banco de México fue recientemente reducida hasta 1,3% para el 2017, desde una previa de entre 2-3%, debido a la incertidumbre respecto a la relación con Estados Unidos luego de la victoria de Trump.

Colombia

La economía colombiana creció a una tasa de 2% en 2016, la cual, aunque mejor a lo esperado, fue la más baja que ha registrado el país desde 2009 en medio de la crisis global. La debilidad en el producto se generó por los bajos precios del crudo y la debilidad del comercio internaciónal que indujeron a una contracción en la industria minera y petrolera de 6,5%. Esto dio paso a que el sector con mejor desempeño fuera el financiero (5%) seguido por construcción (4,1%).

La inflación alcanzó 5,75% al cierre del 2016, por debajo de la de 2015 (6,77%) pero por encima del rango objetivo fijado por la Junta Directiva del Banco de la República (2%–4%) por segundo año consecutivo. Para el 2017 se espera que retorne al 4%, una vez diluidos ciertos choques transitorios, pero el banco central enfrentaría un dilema entre frenar la escalada de los precios o estimular el crecimiento.

No hay un concenso respecto al crecimiento esperado del PIB para el 2017, pero el mismo varía desde un escenario conservador de 2,3% hasta 2,8% los más optimistas. La construcción se considera como el sector que aportará mayor dinamismo gracias a la inversión en infraestructura y construcción de viviendas.

Chile

La inflación de Chile fue de 2,7% en 2016, la más baja dentro de los países de la región, ubicandose dentro del rango meta (2-4%) después de dos años de cifras superiores.

El resultado en el PIB no fue tan alentador, pues registró una expansión de 1,5% (preliminar) la más baja desde 2009 y dentro de los países de la Alianza del Pacífico. La desaceleración se debe a la caída en la inversión durante los ultimos años sumado a los factores externos como bajo precio de las materias primás, desaceleración de China y menores flujos de capitales hacia economías emergentes.

Las expectativas para el 2017 giran alrededor de 2%, manteniendose una perspectova moderada de la actividad económica, ante la ausencia de estímulos fiscales extraordinarios.

Los países con desempeño negativo

Argentina

Durante el 2016, el primer año de mandato de Mauricio Macri, la mayoría de los índices de la tercera mayor economía de América Latina fueron negatvos, lo cual le ha valido una ola de criticas al gobierno. El producto interno bruto decreció 2,3% en 2016, más pronunciado que lo esperado por el gobierno pero en linea con las estimaciónes privadas. Recientemente, el ministro de Hacienda en Argentina declaró que que ya se termino el período de recesión económica y que a partir de este año se evidenciará un proceso sostenido de crecimiento, incluso desde el cuarto trimestre de 2016.

Se espera una expansión por encima de 3%. Esto consolidaria en el 2017 el primer año de crecimiento después de cinco años de estancamiento y recesión. Uno de los principales objetivos fijados para encaminar nuevamente la economía es la reducción de déficit fiscal, a una proporción de hasta 4,2% del PIB.

A pesar de llegarse a cumplir las expectativas de crecimiento en la actividad, la inflación también es un tema clave que hasta no controlarse, no podrá hablarse de éxito en Argentina. En 2016 la inflación fue de 41%, debido a la eliminación de subsidios previamente establecidos en rubros energéticos. Para el 2017 hay optimismo en el gobierno de que este año los precios van a ralentizar su escalada a partir del segundo trimestre del año, pues en los primeros meses está pautado el incremento en precios regulados como la electricidad y el gas.

Brasil

La economía brasileña se viene enfrentando a una de las peores fases de recesión de su historia, bajo la cual el PIB en 2016 se contrajo aproximadamente 3,5%, similar a la caída del 2015 de 3,8%. Para el año en curso es que se prevé una leve recuperación que el FMI estima en 0,2% (menor a estimación previa) mientras el gobierno es más optimista y aspira hasta un 1%. Este crecimiento acabaria con la racha negativa de dos años consecutivos que no se veía desde 1930.

Los precios por su parte mostraron una importante desaceleración en 2016 respecto al desempeño de 2015. La tasa de inflación fue de 6,29%, por debajo de la de 10,67% anterior, que constituyó la más alta en trece años. Este registro recibió muy buena aceptación en el mercado dado que se enmarca en el llamado techo de tolerancia establecido por el banco central en 6,5% para el 2016. Para este año, el mismo se estableció en 6% y se espera que la inflación se acote alrededor de 4,5%. Este comportamiento responde preponderantemente a la caída de la renta y del empleo subsecuente a la recesión en la actividad.