¿Qué ocurre con la liquidez monetaria en Venezuela?

26 junio, 2017

En este 2017, la política monetaria implementada en Venezuela ha jugado un papel fundamental en la aceleración de la inflación.

Desde hace varios años, el aumento en la cantidad de dinero no ha estado acorde con los niveles de producción de la economía.

Más bolívares para adquirir los mismos bienes

Al existir un exceso de bolívares que persiguen a un número limitado y cada vez más escaso número de bienes y servicios, estos últimos terminan por encarecerse.

Es decir, cuando la oferta monetaria excede a la tasa de crecimiento del producto interno bruto (PIB) se fomenta el alza generalizada del nivel de precios.

La liquidez monetaria, representada por M2 como el agregado monetario que incluye las monedas y billetes en circulación, depósitos a la vista, depósitos de ahorro y depósitos a plazo en la banca, ha crecido de manera importante. Desde enero de 2017 hasta el 9 de junio, el crecimiento de este indicador, en términos nominales, alcanza 84%, en contraposición al 27% que registró el mismo período de 2016.

Asimismo, la base monetaria, que incluye el dinero en manos del público más las reservas bancarias, alcanza los Bs 10.700MM, lo que significa un aumento del 75% en lo que va de año, en comparación al 25% registrado en el mismo período de 2016.

Liquidez y entidades financieras

La inyección de liquidez también proviene de las entidades financieras.

La porción de depósitos que los bancos no pueden prestar y deben mantener de forma obligatoria como reserva en el Banco Central de Venezuela (BCV) se le denomina encaje legal, esta influye en las cantidades disponibles de la banca para el otorgamiento de créditos y la inversión.

En septiembre de 2016, el BCV emitió una resolución que disminuyó en cinco puntos porcentuales la porción de encaje legal que deben cumplir los bancos. Gracias a ello, se liberaron recursos que fueron destinados a la compra de bonos a instituciones públicas como el BANDES y el Fondo Simón Bolívar para la Reconstrucción. De la misma forma, ocurre con emisiones de pagarés por parte de PDVSA que son adquiridos por la banca como financiamiento a la empresa petrolera. De esta manera, la banca contribuye a la “creación” de dinero.

Las reservas bancarias excedentarias (RBE), vienen dadas por los fondos sobrantes que tienen los bancos luego de cumplir con el encaje legal. La liquidez del banco, depende entonces, del nivel de esta variable.

Si el banco tiene exceso de liquidez puede prestar a otros bancos en el mercado interbancario cobrándoles una tasa. Durante este año las RBE han aumentado 112%, y alcanzaron un máximo de Bs 5.000MM el 9 de junio. En la actualidad, las RBE representan alrededor del 26% de toda la liquidez monetaria. Como punto de comparación, el promedio de esta relación (M2/RBE) fue de 7 % entre el año 2015 y 2016.

El pasado 28 de marzo fueron aprobadas, por parte de la SUDEBAN, las “Normas relativas a la aplicación de la revaluación de los activos fijos de las instituciones bancarias públicas y privadas”.

Las normas permitieron que los bancos públicos y privados revalorizaran sus activos fijos, muebles e inmuebles y en consecuencia pudieran incrementar su patrimonio y expandir así su capacidad para otorgar créditos. Estas normas establecieron la ejecución de los avalúos por parte de peritos del organismo supervisor.

La cartera de créditos totales de los bancos alcanzó en mayo, según cifras oficiales, un monto de Bs 10.471 MM, esto representa un aumento de 66 % con respecto a enero. Si estas cifras se comparan con el año anterior, la expansión fue de 28% para la misma época.

Al observar la cartera de créditos dividida por destino, la cartera dirigida a la actividad comercial es la de mayor magnitud. En lo que va de año se ha expandido 69%, mientras que la cartera de consumo registra un aumento del 59%. Los créditos otorgados a la manufactura, por su parte, llegan a un monto un poco menor que se sitúa alrededor de los 743 mil millones de bolívares, sin embargo, ha experimentado un crecimiento de 73 % en el 2017.

Estas normas de revaluación de activos en una economía en recesión, deberían haber supuesto resultados positivos.

La banca, al aumentar la cantidad de préstamos, estaría contribuyendo a la estimulación de la economía, más aún cuando las tasas reales de estos créditos son negativas. Sin embargo, no todos estos nuevos fondos son destinados a la inversión y al capital de trabajo de las empresas.

Las expectativas y los grandes desequilibrios actuales impulsan a los deudores a dirigir los bolívares a actividades como la compra de divisas, que presionan la suba del tipo de cambio no oficial.

¿Qué genera estos niveles de liquidez?

La rápida expansión de la liquidez monetaria aunado al control cambiario, la desaceleración de la actividad económica y la escasez de divisas, bienes y servicios, presiona la suba del tipo de cambio no oficial y con ello el alza de los precios.

De esta manera, la pérdida del valor del dinero, provocado por el fenómeno inflacionario, incentiva a los agentes económicos a buscar refugio en monedas más sólidas. La aceleración en la demanda de estas divisas tiene como resultado la fuerte devaluación de la moneda local.

La tasa correspondiente a las Divisas Complementarias (DICOM) cerraron la semana pasada en 2.640 bs/$, esto es un aumento de 292 % desde enero hasta ahora, mientras que el tipo de cambio no oficial ha crecido 159 %.