Noviembre: ¿Qué pasó en el mercado petrolero?

11 diciembre, 2017

Escrito por

Fidel La RosaFidel La Rosa
Categorías: Commodities, Petróleo

Otro mes de ganancias para el crudo

Durante el pasado noviembre los precios del crudo continuaron su marcha, extendiendo las ganancias obtenidas durante el pasado septiembre y octubre.

Los precios del crudo empezaron el mes avanzando fuerte, según datos del EIA se tuvo un precio promedio para la primera semana del mes, terminada el 03/11, de $54,59 y $61,04 por barril para los crudos WTI y Brent. Durante la segunda semana del mes, terminada el 10/11, el precio promedio del WTI y del Brent avanzó aún más, ubicándose en $57,05 y $64,29 por barril respectivamente.

Sin embargo, para la tercera semana del mes terminada el 17/11 se sufrió una pequeña caída en el precio, ubicándose en un promedio de $55,81 y $61,52 por barril para los crudos WTI y Brent. Pero esto no impidió que para la siguiente semana terminada el 24/11 se alcanzara un precio promedio de $57,47 y $62,68 por barril para el WTI y el Brent respectivamente.

Lo anterior significa que el precio promedio semanal del crudo en este período tuvo un avance general de $2,88 por barril o 5,28% para el crudo WTI (el estándar americano) y de $1,64 o de 2,69% para el Brent (el estándar europeo).

Este mismo comportamiento se observó en la cesta venezolana de crudo, ya que según datos del Ministerio del Poder Popular de Petróleo la misma empezó el mes con un precio de $52,90 por barril para la semana terminada el 03/11, luego ascendió hasta los $55,59 por barril para la segunda semana terminada el 10/11, cayó hasta los $54,78 por barril la tercera semana terminada el 17/11 y finalizó con $55,23 por barril la semana terminada el 24/11.

De esta forma, la cesta venezolana de crudo tuvo un aumento de $2,33 por barril o de 4,40% en este período.

Similarmente, la cesta de crudo OPEP arrancó el mes con un precio promedio de $58,92 por barril para la primera semana del mes, avanzó hasta los $61,66 por barril la segunda semana, cayó hasta $60,93 por barril la tercera semana, y finalizó con un precio promedio de $61,34 por barril la cuarta semana. Durante este mismo período la cesta referencial de la OPEP avanzó unos $2,42 por barril o un 4,11%.

Vemos entonces que tanto para el crudo WTI, el Brent, la cesta venezolana y la cesta OPEP noviembre fue un mes general de ganancias, con la excepción de la tercera semana del mes terminada el 17/11.

Durante esta semana ocurrieron una serie de eventos que causaron un baja en los precios del crudo. La publicación del reporte mensual de la Agencia de Información de Energía de EEUU (EIA) donde esta rebajó su pronóstico de demanda de crudo tanto para el 2017 como el 2018 en 100 mil barriles por día, los reportes tanto de la OPEP como de la EIA sobre un aumento del suministro mundial de crudo en 100 mil barriles por día para el pasado mes de octubre, situándolo en 97,5 millones barriles por día, y el inesperado aumento en los inventarios americanos de crudo en 1,9 millones de barriles según la EIA se combinaron esa semana para derrumbar los precios de oro negro.

Estas noticias dieron un tono de negatividad y pesimismo al mercado, mientras los inversores se preocupaban por una desaceleración en la demanda y un aumento en la oferta de petróleo.

Sin embargo, esta caída en los precios no duro mucho ya que las expectativas optimistas días antes de la reunión de la OPEP el 30/11 permitieron al crudo recuperarse con fuerza a finales del mes.

La OPEP extiende sus cuotas de producción

El pasado jueves 30/11 la OPEP se reunió en Viena para discutir la extensión de las cuotas de producción del cartel, las cuales recortan aproximadamente 1,2 millones de barriles de crudo por día y tenían como fecha de vencimiento marzo del 2018.

Según declaraciones del ministro de energía de Arabia Saudita, Khalid al-Falih, se llegó a una decisión unánime sobre la extensión de estas cuotas por nueve meses adicionales, manteniéndola hasta finales del próximo año 2018. Sin embargo, declaró que la producción de aquellos países no OPEP permanece como una incógnita.

El año pasado la OPEP y algunos productores no OPEP liderados por Rusia acordaron recortar 1,8 millones de barriles por día en un esfuerzo conjunto, 1,2 millones de barriles por día corresponden a la OPEP y 0,6 millones de barriles por día a los países no OPEP.

Los inventarios de crudo de EEUU siguen cayendo

Durante el pasado noviembre los inventarios de EEUU tuvieron un descenso general, al igual que el pasado octubre, comenzando en unos 457,14 millones de barriles la primera semana del mes, y llegando a los 458,99 millones para la segunda semana, solo para volver a los 457,14 millones la tercera semana y caer hasta los 453,71 millones de barriles la cuarta semana, según datos de la EIA.

Esto significa que en este período los inventarios de crudo americanos tuvieron un descenso total de 3,43 millones de barriles. Aunque han seguido en descenso, los inventarios estadounidenses cayeron con menor fuerza que en octubre, cuando la disminución fue de 7,31 millones de barriles.

Se debe destacar que a medida que estos inventarios caen los precios del petróleo tienden a incrementarse, ya que esto indica que el exceso de oferta que existe en el mercado se está reduciendo y se está consumiendo más crudo del que se produce.

Pero la producción de crudo de EEUU sigue al alza

Por otra parte, los productores americanos de crudo aumentaron constantemente sus niveles de bombeo semana tras semana del pasado noviembre. Comenzando el mes con unos 9,62 millones de barriles por día, para la segunda semana del mes se produjeron 9,64 millones de barriles por día, para la tercera 9,65 mbdp y finalmente alcanzando los 9,68 millones de barriles por día para la cuarta semana del mes.

Esto es un indicador de que a los productores americanos no les ha temblado el pulso a la hora de aumentar sus niveles de producción ante la escalada de los precios del crudo, y aunque por el momento parezca que los precios del crudo no van a bajar, la creciente producción de crudo estadounidense estimulada por los altos precios del petróleo será un factor fundamental en la evolución del mercado energético durante el futuro cercano.

A medida que suban los precios del crudo se incentiva la explotación de nuevos yacimientos que pasan a ser rentables y se estimula un mayor desarrollo tecnológico, reduciendo costos permitiendo explotar yacimientos anteriormente no aprovechables.

Igualmente, las plataformas petroleras activas siguen aumentando

El aumento generalizado en la cantidad de plataformas de extracción petrolífera activas en EEUU refuerza la idea de que los productores americanos empiezan a poner manos a la obra para aumentar sus niveles de producción.

Según datos de Baker Hughes, para la primera semana de noviembre se contaban con 729 plataformas activas en EEUU, para la segunda y tercera semana el conteo permaneció en 738 unidades activas y finalmente para la cuarta semana ascendió hasta las 747 unidades activas.