Expectativa e incertidumbre: dos palabras que acompañan al petro

El pasado 20 de febrero el gobierno venezolano inició la preventa privada de su criptomoneda el petro, dando así el primer paso dentro de un mercado cuyo valor ya supera los $450.000 millones y que se encuentra en la mira de gran parte de los gobiernos de todo el mundo.

26 febrero, 2018

Escrito por

Jonathan Michael
Categorías: Criptomonedas, Venezuela

El pasado 20 de febrero el gobierno venezolano inició la preventa privada de su criptomoneda el petro, dando así el primer paso dentro de un mercado cuyo valor ya supera los $450.000 millones y que esta en la mira de gran parte de los gobiernos de todo el mundo.

A diferencia de muchas naciones las cuales han buscado prohibir o limitar el uso de las monedas digitales dentro de sus economías, Venezuela ha impulsado la adopción de este sistema de intercambio, siendo que el petro ha dejado por su camino una gran expectativa así como también mucha incertidumbre entre los potenciales inversionistas.

Tres puntos pocos usuales

Un respaldo físico para una criptodivisa es algo que no se suele ver con frecuencia, y más si tomamos en cuenta que hablamos de barriles de petróleo. Pero, a pesar de esto se han presentado otros puntos los cuales llaman la atención de todo aquel que tiene conocimiento de este mundo, pues el estandarte bajo el cual se ha patrocinado el petro apunta a que no se podrá minar además de que su emisión estará controlada por el gobierno, es decir, será centralizado dentro de un ecosistema donde la monedas son descentralizadas.

Si damos una mirada al mercado de criptodivisas podemos encontrar algunos ejemplos de monedas respaldadas por algún activo. Ejemplo de lo anterior son criptomonedas como XNF, Hayek Coin o Orocrypt respaldadas por oro, así como también ZrCoin sustentada por la producción de zirconio.

Para entender la magnitud de las cifras que el gobierno comenzará a manejar en las próximas semanas debemos conocer que la emisión del criptoactivo será por 100 millones de petros y que el precio de será de unos $60, de modo que estaríamos hablando de una capitalización de $6.000 millones.

A pesar de que la cifra anterior es elevada, se debe tener en cuenta que en el white paper de la emisión se acota que el precio podría estar sujeto a descuento, lo que llevaría a que el valor total se la emisión no se compagine con el anunciado inicialmente por los autoridades gubernamentales. En esta misma línea, se desconoce la magnitud de este potencial descuento, debido a que por los momentos no se ha realizado ninguna comunicación oficial.

¿A dónde irán los recursos que captará la venta del petro?

Tomando como base el precio de $60 y la información contenida en el white paper dado a conocer por el gobierno, sabemos que la preventa del petro será por unos 38,4 millones de petros, es decir, un aproximado de $2.304 millones, mientras que la oferta pública contará con 44 millones de petros equivalentes a $2.640 millones.

Por su parte, los restantes 17,6 millones de petros serán retenidos por la Superintendencia de las Criptomonedas y Actividades Conexas, lo cual se traduce en $1.056 millones que podrían ser dispuestos por este ente.

Pero ¿a dónde va ir el dinero?, suponiendo que el gobierno logre vender todas las criptomonedas, tenemos que  los fondos que recoja la oferta inicial serán distribuidos de la siguiente forma: un 15% al proyecto del petro, otro 15% al desarrollo del ecosistema del petro, 15% al desarrollo tecnológico, de infraestructura, áreas especiales y proyectos que contribuyan al avance económico del país, mientras que el restante 55% será destinado a la República.

¿En qué punto el gobierno cerrará la venta de su criptomoneda?

La preventa privada iniciada el pasado martes 20 de febrero tiene una fecha de cierre pautada para el próximo 19 de marzo, mientras que la oferta inicial comenzará un día después (20/03) y culminará en el momento en que todos los petros se hayan vendido. Por lo que, si la criptomoneda no se populariza entre los inversionistas es probable que la oferta se pueda extender más allá de un mes.

Y ¿Por qué hay incertidumbre entorno a la moneda?

Desde su anuncio, el petro se ha presentado como la primera criptomoneda respaldada por un activo, siendo este el petróleo venezolano y más específicamente por 5.342 millones de barriles del campo 1 del Bloque Ayacucho de la Faja Petrolífera del Orinoco.

Tomando en cuenta lo anterior, el white paper del petro (PTR) menciona que la moneda será un criptoactivo soberano que estará respaldado y emitido por la República Bolivariana de Venezuela, es decir, el estado es el respaldo del petro.

Asimismo, el documento presenta una formula bajo la cual se podrá calcular el valor de cada petro en bolívares, en caso de que suceda algún imprevisto, de forma que el comprador obtenga un valor de recuperación ajustado a su inversión.

Siguiendo con los datos expuestos en el white paper, se conocía que el petro sería un token ERC-20 en la blockchain de la critpmoneda Ethereum, la segunda más popular de todo el mercado de las monedas digitales, pero con el inicio de la preventa se dio a conocer apresuradamente que el PTR iba a operar bajo la plataforma NEM. Ese mismo día, el Presidente Nicolás Maduro, a través de una sala de prensa, anunció una reunión con representantes de la Fundación NEM, misma la cual fue desmentida por la propia fundación vía Twitter.

Dado lo anterior, la Fundación NEM aclaró que ellos no se encontraban involucrados con el proyecto PETRO y que las personas presentes en la reunión con el presidente venezolano eran representantes de Exchange Zeus. En este punto cabe acotar que el NEM es un “open source”, es decir, esta se encuentra abierta libremente a cualquiera que desee usarla ya sean individuos u organizaciones.

¿Quiénes son Zeus y Aerotrading?

Durante la preventa del petro, se pudo conocer que el presidente se reunió con representantes de la empresa Zeus, así como también el cierre de un acuerdo con Aerotrading, compañía a la cual el mandatario se refirió como “una de las más grandes empresas de blockchain”. Pero ante esto, cabe resaltar que Aerotrading no resalta dentro del ecosistema blockchain

Por otra parte, Zeus es una empresa rusa integrada por profesionales con experiencia en el sector financiero y en tecnologías de la información, cuya misión es construir un puente entre los criptoactivos y los mercados financieros para sus clientes, según información publicada en su página web.

 En el resumen ejecutivo proporcionado por la empresa, esta acota que entrara en funcionamiento a partir del 1 de marzo de 2018.

Etiquetas: